Página de inicio > Actualidades

Actualidades

Hacia el Yachayninchispaq Tinkuy, construyendo saberes desde nuestros territorios

[14-10-2014]

Hacia el Yachayninchispaq Tinkuy, construyendo saberes desde nuestros territorios.

Durante los meses de agosto y septiembre de 2014, como parte del proyecto Ordenamiento participativo del territorio y gestión de los recursos naturales en los andes peruanos (ACPic II segunda fase del Proyecto), recorrimos los territorios de Ancash, Apurímac, Cuzco y Huánuco. Fue una experiencia bastante interesante, en la que pudimos conocer algunas de las experiencias de ordenamiento comunal del territorio que, sin reconocerse de esa forma, vienen realizando las comunidades a modo de acciones concretas para la gestión de sus recursos naturales y que les han permitido mejorar su calidad de vida.

Las comunidades de Putaca y Cashairca, en la provincia de Yungay-Ancash y la comunidad de Pataypampa en la provincia de Grau-Apurímac, son dos ejemplos comunales, que nos demuestran que la gestión del territorio no son procesos nuevos. Son más bien procesos que en las comunidades se practican cotidianamente, pues han definido a lo largo de los años espacios para el pastoreo, para los cultivos, para sus viviendas.

 Comuneros de Putaca haciendo hoyos para la plantacion de quenuales

Comuneros de Putaca hacieno hoyos para la plantación de quenuales.

Es importante anotar que no todas las prácticas comunales son positivas en el contexto actual, si bien es cierto, se trata de prácticas que se generaron por años de aprendizajes, a partir del conocimiento del territorio donde viven ancestralmente. En este sentido, prácticas como la quema de pastizales, el riego por inundación, entre otras, no son beneficiosas y están deteriorando nuestros territorios, poniendo en riesgo nuestra calidad de vida.

Es importante anotar que hace falta profundizar los análisis e investigaciones para determinar cómo prácticas tan arraigadas y cotidianas en la vida comunal, hoy se han convertido en prácticas negativas que afectan el equilibrio ambiental.

Ordenamiento territorial. Proceso de construcción político social y técnico del territorio. Promueve la articulación de las distintas visiones sobre el territorio y su organización. Orienta la toma de decisiones concertadas, asegurando que la ocupación y el uso del territorio sean ambientalmente sustentables.

Otro elemento que se pudo constatar en este viaje, son los procesos de diálogo de saberes generados en estas comunidades. Proyectos como el nuestro se están orientando a potenciar los procesos de ordenamiento territorial comunal a través de la articulación de saberes científico-técnicos y los saberes locales. En estos procesos, no se valida uno u otro saber, sino más bien, se busca integrar los diferentes saberes y visiones que se tienen sobre el territorio y sus posibles usos en los procesos que ya se dan en estos territorios.

 Prueba del SRA en alfalfores de la zona de Putaca

Prueda del sistema de riego tradicional en alfalfores de la zona de Putaca.

Esta articulación de saberes es fundamental, y constituye un punto de partida para generar propuestas concertadas sobre la gestión del territorio, más aún en un contexto marcado por las consecuencias del cambio climático y por la vulnerabilidad en que viven estas comunidades.

Todos estos procesos no se podrían generar si es que no se entiende la necesidad de realizar trabajo con la población comunal y con las personas que ejecutan el proyecto. Es necesario comprender que estos procesos de diálogo de saberes van en los dos sentidos, desde las personas de la comunidad hacia los equipos técnicos y desde los equipos técnicos hacia las personas de la comunidad.

Los saberes locales, forjados en la práctica cotidiana de la gente, en el vivir su territorio, ligados a los saberes globales, los científico-técnicos, generan nuevos saberes. Es un proceso de inter-aprendizaje, donde cada saber es necesario, válido y fundamental.

Yachayninchispaq Tinkuy. Encuentro comunal de saberes, fomentará un proceso de intercambio de conocimientos ancestrales experiencias generadas en las comunidades de Putaca y Cashairca – Ancash – y la comunidad de Pataypampa – Apurimac, para potenciar ambas experiencias a partir de un proceso de inter-aprendizajes.

Estas experiencias ponen en primer plano cómo las soluciones a problemas globales, como los generados por el cambio climático o la necesidad de mejorar la calidad de vida de las comunidades, pueden/deben partir de las experiencias y conocimientos locales. Estos nuevos conocimientos, productos de la integración de saberes, tienen un gran potencial para afrontar diversas problemáticas, como las mencionadas, a partir de propuestas ambientalmente sustentables.

Ante la necesidad de producir diálogos de saberes y de contar con espacios que puedan potenciar estos procesos, en el marco del proyecto ACPic-II se viene gestionando un encuentro entre las dos comunidades, en el cual se potencien y difundan sus conocimientos y experiencias. Hacia el Yachayninchispaq Tinkuy, construyendo saberes desde nuestros territorios.